Educación pretende que en 2008 entre en funcionamiento la parte infantil del nuevo colegio de la zona oeste de Lucena      

Posted by

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía pretende fasear la construcción del nuevo colegio de Infantil y Primaria que se construya en el plan parcial Oeste 1. El viceconsejero de área, Sebastián Cano, explicó ayer en Lucena que se pretende que “al menos la zona Infantil” esté operativa para el inicio del curso escolar 2008-2009 y que las líneas de Primaria “comiencen a funcionar a lo largo del mismo”.
 

Según el dirigente autonómico, las obras, presupuestadas en algo más de 3 millones de euros, se encuentran en fase de adjudicación. El nuevo centro dispondrá de tres líneas y se alzará en una parcela municipal cedida al efecto por el Ayuntamiento.

 
Por otro lado, también se encuentra en proceso de adjudicación las obras para la edificación del nuevo centro de Educación Secundaria y Formación Postobligatoria de la zona oeste. Este equipamiento educativo, de 4 líneas, tendrá un coste superior a los 6 millones de euros. Según el viceconsejero, “el inicio de obras será inmediato”. Hoy mismo, la Gerencia de Urbanismo ha concedido la licencia de obra mayor al Ente de Infraestructuras Educativas de la Junta de Andalucía para este equipamiento.
Asimismo, desde la Junta explicaron que también se están redactando los proyectos para la reforma de los institutos Marqués de Comares (2’9 millones de euros) y Juan de Aréjula (3 millones). Sebastián Cano exponía que el Gobierno autonómico pretende que los equipamientos, o “los ladrillos”, como el mismo los denominó, “no sean excusa para mejorar la formación de los alumnos andaluces”.
El viceconsejero de Educación ha asistido a Lucena, invitado por el Partido Socialista, para ofrecer una conferencia sobre la nueva Ley de Educación de Andalucía. La normativa, aprobada con el voto en contra del PP en el Parlamento con fecha de 21 de noviembre, “recoge un compromiso de financiación durante los próximos 5 años de 1.175 millones de euros” en Educación no universitaria, “lo que supone un incremento de más del 36 por ciento en materia educativa”.
Según Cano, el objetivo de la LEA es “la mejora del rendimiento de los jóvenes, que haya más titulados y que no se conformen con la titulación obligatoria”. De esta manera, la normativa pretende “disminuir el fracaso escolar en la enseñanza obligatoria” e incentivar “a los alumnos para que continúen formándose”.
Para la Consejería de Educación, la LEA pone en el centro del “cambio deseado” a los espacios educativos y al profesorado. De esta manera, a partir de enero se “incentivará” económicamente al personal director de los centros y se intentará disminuir la ratio de clase en primaria y secundaria. Además, la normativa establece cuantías para aquellos profesores que superen objetivos específicos sobre rendimiento escolar. El viceconsejero también hacía un llamamiento a los padres y, sobre todo, “a la motivación de los jóvenes” para lograr “erradicar el fracaso escolar” de las aulas andaluzas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *